seamp

ENERGIA PARANORMAL O ENERGIA INCOGNITA.

Para hablar de energía y tratar de entender la fenomenología paranormal, hay que saber que es la energía.

Al hablar de telepatía, telequinesis o una serie de fenómenos extraños pero naturales, que se producen gracias a algún tipo de energía.

Algunos estudiosos del fenómeno afirman que la telequinesis se relacionaría con la energía biótica y la telergía, términos que definen la facultad de las capas más profundas de la mente de una persona para crear energía, tanto magnética, electrostática o electromagnética.

Para entender estos fenómenos y poder llegar a dominarlos ya que casi todos se producen de forma espontánea es imprescindible saber que energía se pone de manifiesto en estas formas.

La energía en general está presente en todos lados, incluso en el desplazamiento de neutrones. La materia permanece estable gracias a la energía, esta misma energía permite que los planetas giren sobre sus orbitas y el equilibrio en el universo permanezca.

La energía y la materia son indivisibles, las energías existentes en la naturaleza son 4: electromagnetismo, gravedad, radioactividad y la energía o fuerza de cohesión que mantiene unidas las partículas subnucleares dentro del núcleo del átomo.

Kirlian consiguió fotografiar que las personas, animales o seres vivos desprenden un halo eléctrico y que los objetos inanimados no.

En la telepatía el Dr. Leonid Leonidovich Vasilev científico ruso que estudio a Nina Kulagina, llego a la conclusión que la comunicación telepática entre dos personas solo podía producirse por ondas de radio. Llego a esa conclusión porque dentro del cerebro existen diferencias de potencial bieléctrico, de alguna forma las neuronas manifiestan su actividad eléctricamente y estas corrientes tienen 2 opciones o crean un campo electromagnético o crean ondas de radio. Siendo así se descarta que sea comunicación por campo electromagnético ya que son campos minúsculos y la telepatía se transmite a distancias muy largas como las ondas de radio.

En la telequinesis <<mover objetos sin tocarlos>>, la teoría de la telepatía no es aplicable en este caso porque el campo magnético generado por el ser humano es minúsculo apenas detectable a unos centímetros, entonces ¿que energía mueve los objetos?, se sabe que el campo electromagnético de las personas que desarrollan telequinesis es casi 10 veces más potente que el de las personas normales. ¿De dónde sacan esa fuerza? Nina Kulagina durante las pruebas su fatiga era evidente. Su corazón alcanzaba 240 pulsaciones por minuto y llegaba a perder hasta dos kilos de peso por sesión, además de apreciarse cambios en el campo electrostático cercano a su cuerpo. Mantuvo sus facultades telequinéticas hasta su muerte, acaecida en abril de 1990. La investigación científica en torno suyo convirtió sus facultades en uno de los casos más irrefutables de telequinesis de la historia.

Ala Mirogradova era también una mujer con poderes telequineticos, tenía los mismos síntomas que Nina e incluso a veces echaba chispas por las puntas de sus dedos al intentar mover objetos sin tocarlos.

Uri Geler famoso israelí por doblar metales y por su telepatía. Decía obtener estos poderes cuando era pequeño una luz le golpeo y le dio estos poderes.

De alguna manera interviene la actividad cerebral en estos fenómenos y esta se traduce en electricidad y esta a su vez en campos electromagnéticos. No hay que olvidar que los eslabones de los materiales que se mueven están compuestos por eslabones electromagnéticos y por tanto puede influir.

Pero si las descargas electromagnéticas del cerebro son de decimas d voltios ¿cómo explicar que una energía tan escasa pueda ser capaz de realizar una proeza tan importante como la ruptura de un metal?

Si descartamos la energía electromagnética y las 4 energías naturales tampoco son, ¿qué queda?, solo podemos hablar de una 5º energía universal, el PSI.

Del PSI conocemos sus efectos pero desconocemos totalmente su esencia.

EJERCICIO DE TELEQUINESIS

En el siguiente video podemos observar una experimentación propia, duro 80 minutos y solo colgamos los cortes donde se puede apreciar un movimiento claro del papel. La verdad que después del experimento acaba el experimentador bastante agotado por el esfuerzo que hay que realizar mentalmente. Y recalco que este experimento es la primera vez que se intenta sin practica alguna, seguro que con más práctica se puede llegar a separar más las manos e incluso poner un cuenco entre medias y poder llegar a mover el papel, todo está en la práctica.

David Bajo, Delegación Madrid, SEAMP 2015. dbajo@seamp.net